NOTICIAS SALUD y CIENCIA / NOTICIAS: INTERNACIONALES

Presentan nueva consulta en Chile para pacientes que quieran tratarse con cannabis

¿Cómo funciona? ¿Quiénes se pueden atender? ¿Cuánto cuesta? ¿Quién la dirige? Conoce las respuestas a estas preguntas en la siguiente nota.
Desde 2013 que el doctor Sergio Sánchez prescribe recetas médicas para el uso de la marihuana, pero este viernes la Fundación Latinoamérica Reforma, de la que el médico es miembro, inauguró formalmente una nueva consulta cannábica en el país, es decir, un establecimiento donde la marihuana medicinal es la base para el tratamiento de las enfermedades. La fundación está integrada por un grupo de profesionales multidisciplinarios que busca contribuir a mejorar las prácticas sociales en relación a las drogas, y algunos de sus miembros, que ya estaban familiarizados con el tratamiento a partir de cannabis, decidieron crear esta consulta ubicada en Valetín Letelier, en el centro de la capital. “Cualquier persona que desee, que tenga alguna enfermedad y que desee consumir cannabis para intentar recuperarse puede venir acá”, expresó a Emol el médico encargado de la consulta. Al ser parte de una fundación, el establecimiento se financia a través de aportes voluntarios y donaciones de los mismos pacientes que se atienden. Lo que hacen en la fundación es, primero, verificar el diagnóstico para luego prescribir el tratamiento y enseñar a los pacientes a cultivar sus propias plantas. “Tenemos una sala de procedimientos donde les enseñamos a utilizar la planta con vaporizadores. No queremos que la gente fume marihuana, sino que la vaporice o prepare sus resinas”, explicó Sánchez. Además, si el paciente no puede cultivar su propia planta, la consulta lo pone en contacto con redes de activistas que trabajan para producir la resina y entregarla gratuitamente a quienes la necesiten para su tratamiento. En este caso, es Canasalud, una organización pequeña de la V Región. El año pasado, en Chile se aprobó el decreto 84 del Ministerio de Salud, en el que se permite a los médicos prescribir recetas médicas retenidas de cannabis y sus derivados farmacológicos. También se aprobó en la ley 20.000 el uso medicinal de la marihuana. Tras el cambio, Laboratorios Knop, en conjunto con la Fundación Daya, trabajan para crear un medicamento cannábico, una cápsula que contenga la resina de la planta para usarla medicinalmente. De hecho, hace un año esta fundación abrió la primera consulta cannábica del país, que ya ha atendido a más de cinco mil pacientes en seis ciudades de Chile. Pero estos cambios son recientes, y el doctor de Latinoamérica Reforma afirmó que “mientras no se tenga una industria (farmacológica) desarrollada, mientras el laboratorio no tenga un remedio puesto en la calle, hay que darle una respuesta a la gente y esa es la respuesta que nosotros queremos dar”. Según Mariela Hernández, consultora externa de Latinoamérica Reforma, en la consulta cannábica hay entre cuatro y cinco médicos adicionales que ofrecen ayuda, un área legal donde hay abogados que trabajan con pacientes que ya han sido procesados por faltas a la ley 20.000 y un par de psicólogos. Además, dijo Hernández, se espera en el futuro tener un equipo multidisciplinario -que incluya, por ejemplo, agrónomos que ayuden con el tema del cultivo- para ofrecer un servicio integral. Buenos resultados Son cerca de 50 pacientes los que se controlan periódicamente en la consulta de la fundación Latinoamérica Reforma. “Los resultados son bien buenos (…) Hay algunos casos donde no hay ninguna mejoría, y en esos casos los pacientes desisten del tratamiento, pero la mayoría tiene buenos resultados”, sostuvo el médico a cargo, afirmando que cerca de 90% de los pacientes presentan una evolución positiva. “Fundamentalmente, la mayoría son pacientes con dolor crónico. Es como medicina paliativa”, sostuvo Sánchez, detallando que hay casos de personas con esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, con diversos tipos de cánceres, artrosis, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo e insomnio. El profesional de la salud resaltó especialmente un caso: Vicente, un niño de 11 años con epilepsia refractaria y síndrome de Dravet, una encefalopatía que produce crisis convulsivas en los niños. “El caso de él es espectacular porque cuando llegó a la consulta venía en silla de ruedas, todo abigarrado, todo apretado, con la vista fija, y hoy día llegó al acto caminando, sonriendo, y con un estado mucho mejor que como yo lo vi hace dos años atrás en la consulta”, relató. En 2014, la familia de Vicente decidió irse a vivir a Denver, Colorado, tras probar con la marihuana medicinal en Chile y ver buenos resultados. Sin embargo, necesitaba grandes cantidades de resina por lo que viajaron a Estados Unidos para tener mayor acceso. “Allá todo esto es legal hace tiempo, ellos llevan avanzado el proceso mucho más. Allá la mamá compra el aceite en las farmacias y está súper bien el niño, es impactante realmente”, puntualizó el médico. Vicente y su madre están temporalmente en Chile y asistieron este viernes a la inauguración de la consulta de Latinoamérica Reforma.

Advertisements